El sexo ideal ¿qué es?

¿Qué sexo puede ser considerado como el sexo ideal? ¿Es necesario saber todas las posturas de Kamasutra? ¿Qué hombre o mujer es ideal para el sexo? Vamos a hablar sobre el sexo ideal para la mujer que debe saber cada hombre a la hora del acto sexual que permite despertar el deseo sexual y la excitación íntima, conseguir el orgasmo brillante.

El sexo ideal ¿existe?

Casi todos nosotros una vez hemos experimentado el proceso íntimo que podemos llamar «el sexo ideal». Existía el mundo con las posturas sexuales primitivas, con los hábitos familiares y sexo idealla acaricia favorita. No sabía el otro lado de este moneda. Ahora entiendes que todo lo que sabes sobre el sexo es sólo unos extractos del manual de las doncellas nobles, cuande en realidad existe otra dimensión diferentre de la vida íntima. Hablamos sobre el sexo inolvidable, lo que hace el corazón latar con la vellosidad más rápida en el mero recuardo de ello. Cada uno de nosotros tiene su propio imagen sobre la cosa que puede ser llamada «super». Para unos hacer sexo fuera de la manta es un avance increíble, cuando otros no tienen miedo de hacer una fiesta swing, también hay otra parte de la gente para la cual la ternura y la acariciade su amado será el alto nivel de la felicidad en la cama. Pero hay una cosa que es común para todos es la llegada de los límites cotidianos. ¿Es el amor que sirve como la garantía del sexo perfecto?

El amor de una sóla vez

El buen sexo no sucede mucho. Pero el sexo que te sucede de una sola vez siempre pretende de ser ideal en tu memoria. Por supuesto, es con la condición de que te gustó. A veces es el sexo que se sucede después del largo plazo de tiempo de la descansa sexual, con una nueve pareja que siempre te gustaba. El amante se ha dejado en el pasado lejano y, por supuesto, si les sucede a cruzarse de nuevo, vas a encontrar que las acaricias íntimas de esta persona te gusta de verdad. La persona no está presente en tu vida pero tu han conservado las memorias más calientes sobre el sexo entre vosotros. Todo se ve en la comparación. Este escenario de las acciones es más adecuado para aquellos que están libres de obligaciones. En este caso, hace falta no forzar el desarrollo de las cosas y estirar el proceso de la seducción a tiempo más largo. Es muy importante sentir el momento adecuado para hacer el acto sexual que será el perfecto esta vez para vosotros.

La calidad y la cantidad

No hay ningún secreto de que nos encanta tener sexo con la pareja que es capaz continuar un sexo duradero y que siempre está preparado para ello. A las mujeres les gusta los hombres que siempre están preparados y animados para los experimentos en cualquier momento del día y de la noche. El sexo es, por supuesto, una pasión del intento animal que debe incluir un cierto grado de la falta de control. La ley del sexo ideal es apagar las funciones cerebrales y encender toda la gama de las sensaciones de tu cuerpo. En la naturaleza los hombres con el temperamento prevalece de lo que parece. Para identificarlos hace falta recordar que la apariencia engaña. Ellos son los soldados del frente invisible que no llaman la atención de todos por su apariencia. Son verificados empíricamente.

El sexo ideal para el hombre

Por supuesto, la psicología de los hombres y las mujeres se difieren mucho, pero para los dos es muy importante regalar el placer a su pareja y tenerlo en cambio. Hoy en día el preludio es normal para los hombres cuando antes este fenómeno era algo femenino. Para cada hombre los juegos previos tienen mucha importancia como para las mujeres. El sexo ideal para un hombre es el sexo con la mujer que ellos aman. La actitud moral es esencial para una fuerte mitad de la humanidad, es que, ellos entienden que sin el humor que requiere la intimidad ellos no van a despertar el deseo sexual, la excitación, la erección fuerte y lograr el orgasmo en el acto sexual ideal. Por eso, tiene razón organizar una cena romántica con la música suave, encender unas velas, comprar una botella de vino con frutas. Pero lo más importante para los hombres en el sexo es la diversidad. Les gustan mucho las sorpresas que les hacen a temblar con la impaciencia y el deseo sexual que será el placer del grado más alto que uno puede imaginar. La rutina diaria, lógicamente, no es la mejor idea para las relaciones de cualquier modo. Un sexo espontáneo será mejor en este caso que va a calentar una pasión mutua y enriquecer las relaciones con las emociones nuevas, haciéndolas más duraderas.

El sexo ideal para la mujer

Todos deben entender que el sexo ideal se empieza mucho más antes de la cama, es que para la mujer eso tiene su importancia vital. Es más fácil para una mujer rechazar para un hombre diciendo que le duele la cabeza que explicar las cosas que no le gustan. Las mujeres no les gustan sólo los hombres malos, pero también aquellos que son capaces hacer todo lo posible para ellas. La longitud del pene no tiene ninguna importancia para la mujer, si los hombres saben hacer maravillos con la ayuda de los dedos y la lengua, pues ella va a volar hasta el cielo y provocar el orgasmo.

La duración es importante

En el libro «Once Minutos», el escritor y poeta brasileño Paulo Coelho reveló el secreto del secreto de la duración ideal de un acto sexual. Era once minutos. Esto es confirmado por el estudio de los psicólogos estadounidenses: los ciudadanos canadienses y estadounidenses afirman que el sexo perfecto dura 7-13 minutos. Pero aquí es necesario aclarar lo que se entiende por el sexo: el acto y los juegos previos. Pero también todo es muy individual. Usted puede estar seguro de que la mayoría de las damas llamarían la tortura y no el amor los movimientos alternativos dentro de 7 minutos, por no hablar de los 13 minutos. Y para los hombres, sería ideal. En cuanto a la antesala, cuando el compañero sobreexcitado y sueña solamente de tener una relación sexual, los juegos preliminares «largos» que duran acerca de 7 minutos pueden parecer molesto obstáculo. La mujer y las horas de los besos y acaricias pueden parecer segundos. Entonces, ¿cuántos corre el sexo perfecto? Por mucho que les parezca a los ambos. Si les gusta traer a sí mismos en un frenesí durante horas y horas, el uso de los juguetes sexuales y otros medios para provocar el deseo sexual y la erección, a la mano, por favor, ¿quién está contra? Lo mismo se aplica a la duración del acto sexual: todo depende de las capacidades y del deseo de un hombre y una mujer.