El sedentarismo es el enemigo más acérrimo del hombre

En nuestra etapa evolutiva, en que el hombre trabajaba todo el día de pies para mantener a sí mismo y su familia se ha quedado atrás, y en su lugar ha llegado la otra – la vida sedentaria.

Además, se considera más prestigiosa y mejor pagada. Por lo tanto, muchos hombres se sientan 12 horas al día sin pensar en el hecho de que consecuencias trae consigo la vida sedentaria para la salud.

El sedentarismo es común en el mundo de hoy, y se caracteriza por la actividad física mínima e irregular. El hombre de hoy tiene la obligación de hacer menos acciones para llevar a cabo las tareas diarias, que en algunos casos se reducen al viaje en el transporte al y del trabajo, 8 horas de estar sentado en un escritorio y por la tarde ver la tele, tumbando en el sofá.

Este horario no deja el tiempo para estar de buena forma física, que con el tiempo puede tener un impacto negativo significativo al cuerpo y conducir al desarrollo de un gran número de enfermedades graves.

Este tema es uno de los peores para muchos hombres. La pérdida de potencia, es el miedo de cada hombre. Según las estadísticas, los grupos de hombres más propensos a sufrir de disfunción eréctil son los que tienen un trabajo sedentario.

¿Pero, qué hacer si el trabajo sedentario es la única oportunidad de ganarse la vida en nuestra época? Por lo pronto, es necesario entender por que la potencia masculina depende de la actividad de los movimientos. En la región de la pelvis se necesita la buena circulación de la sangre.

Si el flujo sanguíneo normal se perturba por la causa de sedentarismo, entonces hay procesos estancados que desencadenan una inflamación de la próstata. Por lo tanto, la forma más efectiva para aumentar la potencia son varios deportes y actividad física.
Muchos problemas lleva la vida sedentaria. Es difícil señalar la peor desgracia, pues, vamos a presentar una lista de todas las consecuencias posibles de la vida sedentaria .

1. La reducción de la potencia.

La potencia buena requiere la circulación de la sangre constante en la región pélvica.
Sentado, la circulación funciona de manera incorrecta, lo que puede conducir a los procesos de estancamiento. Llevando la vida sedentaria constante, puede provocar los procesos inflamatorios. De aquí, aparece el problema siguiente.

2. La prostatitis.

La enfermedad de los hombres que se caracteriza por la inflamación de la glándula prismática. La micción dificultosa, la sensación de ardor en el perineo, la reducción de la potencia, la eyaculación precoz, y eso no es la lista completa de los síntomas de la enfermedad.
Los hombres con prostatitis se ponen defectuosos.

Prevención de consecuencias de la vida sedentaria.

Para evitar los problemas de salud, los hombres deben prestar atención a las siguientes recomendaciones:

  • hacer ejercicio
  • diversificar su dieta diaria
  • normalizar la vida sexual
  • moverse tanto como sea posible
  • someterse al reconocimiento médico
  • no tomar demasiado alcohol
  • dejar de fumar

Ejercicios para la prevención

La potencia masculina débil es resultado de las restricciones del movimiento y falta de ejercicio. Trate de mover tanto como sea posible durante la pausa para el almuerzo, y durante el día. Tome descansos frecuentes, levántese de su silla. Si usted tiene la oportunidad y la situación le permite, haga una serie de ejercicios simples y útiles.

Le ayudarán a normalizar la circulación de la sangre y el tono muscular, prevenir procesos de estancamiento.

Gire la pelvis. Cumpla el primer giro de la pelvis en una dirección y luego en otra dirección.
Inclinaciones hacia adelante. Inclínese de manera que sus dedos toquen el suelo.
Inclinaciones hacia los lados.

Sentadillas.
Andadura, con el levantamiento de rodillas
Si por alguna razón usted no puede cumplir estos ejercicios, sin salir del lugar de trabajo, cada hora puede hacer lo siguiente: tensar y relajar el músculo pubococcígeo aproximadamente 20-30 veces (ejercicios de Kegel). Este ejercicio es muy eficaz para la prevención de prostatitis. Recuerde que la re-activación de la potencia masculina es un proceso laborioso, mucho más fácil es conceder tiempo para fortalecerlo y crear condiciones máximas para omitir los problemas en las vida sexual en el futuro.

Otros riesgos del sedentarismo.

Los músculos pierden forma. Con la falta de actividad física, nuestro cuerpo pierde forma y fuerza. Además de los problemas estéticos, como la flacidez, puede causar también problemas en la postura, caderas y columna vertebral.

Los huesos se ponen más frágiles. La falta de ejercicio también afecta a los huesos. En consecuencia, hay un riesgo de sufrir de osteoporosis y artritis. Cáncer. Un cuerpo pasivo se vuelve más débil y por tanto, propenso a producir células cancerígenas. Es importante hacer ejercicio para protegerse del cáncer. Diabetes. Los niveles de glucosa en la sangre se mantienen bajo control cuando hacemos ejercicio. Si no los hacemos, el nivel de glucosa aumenta.
Problemas con el sueño. Hacer ejercicio nos ayuda a coger el sueño muy rápido y tener un mejor descanso. Si no nos movemos bastante, el cuerpo no siente necesidad de descansar y esta es una de las causas del insomnio.

Presenilidad. La vida activa y saludable mejora el estado de la piel y nos ayuda a prolongar y mejorar la vida. Sin cumplir ejercicio, existe un riesgo de empezar a envejecer más temprano.
Problemas intestinales. Un estilo de vida sedentario es perjudicial para los hombres y las mujeres también, que conduce al estreñimiento y, en casos graves – a la hemorroide. Es una enfermedad bastante desagradable, que es problemática para el tratamiento.

Tono muscular reducido. Cuando los músculos no reciben la carga deseada, se atrofian. Esto puede suceder con el músculo del corazón. Pueden surgir las enfermedades tales como angina y aterosclerosis.

El sobrepeso. El sedentarismo lleva al exceso de peso. En los tejidos grasos producen hormonas femeninas – estrógeno. Esto conduce a un desequilibrio hormonal y los problemas con potencia. Así que los hombres deben deshacerse del exceso de grasa en el abdomen.
En verdad son muchos los riesgos del sedentarismo… Debemos esforzarnos mucho para vivir la vida feliz y larga.